• La perversión de la imagen como disfunción lúdica. Psicotronía, caspismo, nihilismo y puterío fino. Poca cosa más encontrarán en este lar. OTROS BLOGS DE CONDICIONES ADVERSAS enlace_armadas ARMADAS Y PELIGROSAS

    Escuchando

    nacho-vegas-cajas-de-musica1

    Leyendo

    almodovar

    Pegada a la retina

    quimericoinquilino1001

    ¡¡Cómix!!

    No seas finstro y haz como Don Cicuta

    Amor Bizarro

    Sólo para blogueros perturbados

    Atracción en Condiciones Adversas

    Condiciones Adversas al habla

    Asociación Amigos de Condiciones Adversas

101 TITULOS DE CRÉDITO (1) “1990: LOS GUERREROS DEL BRONX”

El cine de masas europeo, casi siempre se ha caracterizado por su precariedad económica. Presupuestos ínfimos para servir de calentamiento a una sesión doble de cine de barrio, donde se reinventarán (O explotarán, hagan suyo el término que más les plazca) el último blockbuster norteamericano. A pesar de ello, siempre se pretendía guardar las formas, hacer ver a la concurrencia que no por ofrecer el calco de una superproducción USA, el espectador tiraría el dinero de la entrada.

En el sub-genero de los exploits post-apocalípticos que acaecieron en las pantallas europeas en los años 80, a raíz de la saga Mad Max, se podría ubicar 1990: Los guerreros del Bronx de Enzo Castellari, un exploit italiano típico de la época, donde se aprecian algunos ejemplos de este orgullo europeo de abrir la pantalla con unos títulos de crédito, limpios pero impersonales, ya que maman de la estética de La naranja mecánica de Kubrick o de The Warriors de Walter Hill (Como también lo haría el resto de la película), pero que plasman una introducción mucho más digna de lo que muchas superproducciones lo hacen hoy.

Más exploits post-apocalípticos en Condiciones Adversas, aquí.

Anuncios

7 comentarios

  1. Vaya! Se me ha adelantado usted con una idea que me rondaba la cabeza estos días, la de una sección con títulos de créditos. Me tendrá que soportar ahora como seguidor.

    Esta primera entrega es certera. Una gran apertura, con una secuencia de créditos magnífica, con chulería y barata, y que además entronca con el caso criminal que acabo de colgar en mi blog, “The Warriors”, que también nombra usted en la entrada. Debe de ser una conexión neuronal a distancia.

  2. M’agrada molt més aquest bloc que l’anterior que tenies.

    David.

  3. Guardián,

    Espero recopilar suficiente información como para llegar a los 101. Interesante su reseña de The Warriors, quizás en ello tengamos que aplicar la teoría de los 6 grados de separación.

    David,

    La verdad es que WordPress es una plataforma mucho más potente que La Coctelera y permite sacarle mucho más provecho. Es toda una lástima que La Coctelera no supiese aprovechar el potencial con el que nació y haya permitido que otros le pasen la mano por la cara.

  4. Muy limpito éste nuevo blog, también me gusta mucho más, es un buén lavado de cara. A ver si con el mío consigo que se vea guay en el explorer, que sale todo desarmao… y a ver también si mis dos “maríos” se apuntan a participar, que la idea es que sea el blog de la casa…

    Oye qué manía con dotar a los malos por aquel entonces de ésa estética punk/heavymetalera/new wave/glam… ¿y si hubiésemos visto por aquella época Matrix, en la que los buenos visten “siniestros” y los malos van trajeaos? Creo que nos hubiésemos sentido bastante confusos…

  5. Isra,

    Esto me recuerda al eslogan aquel que lanzaron a mediados de los 80: “El heavy no es violencia”, las mujeres apretaban sus bolsos cuando veían a un melenudo pasar a su lado. ¡Qué tiempos! Ser marginal es siempre un plus, no como hoy.

  6. Me hace feliz que se haya mudado y el haya quedado un blog tan bonito.

    Ahora mismo le cambio el link que le tenía puesto en mi espacio.

    En cuanto al post, lo cierto es que de esta película casi diría que lo que más me gusta son, precisamente, sus créditos de inicio.

  7. PJ,

    Gracias. Al final todos acabamos dando el salto de La coctelera. Tarde se nos hace pequeña.

    Los guerreros del Bronx, tenía su aquel, como todos los exploits italianos, ideales para ser degustados en buena compañía y con muchas cervezas sobre la mesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: