• La perversión de la imagen como disfunción lúdica. Psicotronía, caspismo, nihilismo y puterío fino. Poca cosa más encontrarán en este lar. OTROS BLOGS DE CONDICIONES ADVERSAS enlace_armadas ARMADAS Y PELIGROSAS

    Escuchando

    nacho-vegas-cajas-de-musica1

    Leyendo

    almodovar

    Pegada a la retina

    quimericoinquilino1001

    ¡¡Cómix!!

    No seas finstro y haz como Don Cicuta

    Amor Bizarro

    Sólo para blogueros perturbados

    Atracción en Condiciones Adversas

    Condiciones Adversas al habla

    Asociación Amigos de Condiciones Adversas

EL ENIGMÁTICO MUNDO ULTERIOR DE FRANCESCA WOODMAN

La obra de Francesca Woodman es enigmática. Como si gracias a algún extraño mecanismo, la artista consiguiera introducir su cámara en un mundo paralelo  al nuestro, cercano pero confuso y repleto de esos terrores que afloran en la cotidianeidad.

Woodman se retrataba a sí misma, exteriorizaba su mundo interior, un mundo que recuerda a Man Ray, a Lynch, a Étant Donnés o a Millais, y que tan solo se hacía visible cuando la autora cerraba los ojos y nos permitía entonces entrar en él para mostrarnos que la confusión reside en la imagen y que la imagen misma es un enigma a descifrar, sin pistas para poder aclarar la ecuación pero con un trasfondo que invita al espectador a mirar más allá, a atravesar la barrera que delimita su mundo del nuestro.

En una ocasión, Woodman dijo: “- La fotografía es también una manera de conectar con la vida. Hago fotos de la realidad filtradas a través de mi mente.”  Quizás de esta manera se podría resumir la obra de tan genial artista, las imágenes de un mundo interior que se desnuda a través de personajes fuera de encuadre, de objetos inertes que parecen susurrar al oído y de cuerpos perdidos en la línea del tiempo.

Francesca Woodman, saltó en 1981 de lo alto de un edificio en Manhattan, tan solo contaba con 23 años. Nunca consiguió vivir de su obra. Quizás de esta manera regresó a su mundo interior y con ella se llevó la llave para que no pudiésemos hurgar más en él.

Continuen leyendo para ver más fotografías de Francesca Woodman

– Galería con más imágenes, aquí.

Anuncios

5 comentarios

  1. Wooo!
    Muy chulas las fotos! Trascienden un cierto onirismo, ciertmente!
    LA de las pinzas en los pezones, no era necesaria, pero se lo perdonaremos, va!

  2. Arqueòleg,

    Interpreta la fotografia de las pinzas como una aproximación al dolor de Woodman. Es mejor no verla como un dolor físico, sino interior.

  3. Bellísimas, eróticas y turbadoras, pero con una fuerte carga de tristeza.

    Excelente entrada.

  4. Absolutamente fascinantes

  5. Qué lástima que quién de verdad tiene algo que vale la pena, fallezca. Pero la entiendo, no poder aguantar esta carga de realidad y de incompresión a veces puede, puede.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: