• La perversión de la imagen como disfunción lúdica. Psicotronía, caspismo, nihilismo y puterío fino. Poca cosa más encontrarán en este lar. OTROS BLOGS DE CONDICIONES ADVERSAS enlace_armadas ARMADAS Y PELIGROSAS

    Escuchando

    nacho-vegas-cajas-de-musica1

    Leyendo

    almodovar

    Pegada a la retina

    quimericoinquilino1001

    ¡¡Cómix!!

    No seas finstro y haz como Don Cicuta

    Amor Bizarro

    Sólo para blogueros perturbados

    Atracción en Condiciones Adversas

    Condiciones Adversas al habla

    Asociación Amigos de Condiciones Adversas

POLAROIDS DESDE EL INFIERNO (4) JUSTICIA CIEGA

 

S. Tuvo suficiente después de la última paliza. Las anteriores le habían provocado tres abortos, además de numerosas contusiones y fracturas. Esta vez una fuerte patada le había hecho perder el ojo izquierdo. Literalmente explotó por el impacto de la bota de L. su verdugo, el eterno ejecutor. L se sorprendió por la sangre derramada, abrió la puerta y bajó las escaleras para continuar ahogando la vida en el bar más cercano. S. salió arrastrándose y los vecinos llamaron a una ambulancia. Mientras L. continuó esperando el regreso de S. para descargar su ira.  

 Un mes más tarde S. salió del hospital. Sabía que no podía poner una denuncia, en el mismo momento en que saliera de la comisaría, la mano ejecutora de su verdugo sería más rápida que la justicia. S. tenía que acabar con L. para poner fin a la pesadilla. Decidió comprar un arma. Sabía donde conseguirla, le habían hablado de un okupa, que tras un forcejeo con un policía se hizo con una Walter de 9mm. Los vítores y aplausos en la casa ocupada al comprobar el trofeo, no tardaron en transformarse en miedo por aquel objeto que empezaba a quemarle en las manos. Así que por 60 euros, S. se llevó la justicia en el bolsillo de los pantalones.

 Corrió hacia la misma casa que le había visto perder el ojo izquierdo, las mismas paredes que habían escuchado el crujir de sus huesos. Se adentró en la habitación y allí estaba su ejecutor. Desnudo sobre la cama. Inmerso en un profundo coma etílico. S. ató las extremidades de su verdugo al camastro mediante unas bridas. Sacó la Walter de su bolsillo y comprobó que el cargador contenía los ocho cartuchos. Quitó el seguro, se sentó sobre el pecho de L. y empujó el cañón de la pistola hasta lo más hondo de su garganta. Una profunda nausea le despertó del sueño, y el frío provocado por la muerte inminente le heló el vómito. S. y L. sabían que el juego había cambiado de manos. El verdugo era ahora víctima. Durante un instante se miraron, se abrazaron y lloraron juntos.

Anuncios

6 comentarios

  1. No conocia esta faceta literaria tya i me encanta! Conjugas muy bien la fascinación por lo grotesco con la violéncia y la velcidad literaria con frases cortas y contundentes. Me gusta!

  2. En muchas ocasiones somos víctimas y verdugos en la misma habitación, encima de la misma cama, y en el mismo instante…todo menos obvio que las palizas, y los balazos, mucho más difícil de detectar, todo encubierto en una rutina y normalidad exasperante.

    Buen relato, te disfruto.

  3. Arqueòleg,

    Gracias, me alegro que le guste pues confío en su criterio.

    Thais,

    Es la violencia cotidiana la que me fascina y sobretodo el hecho de que pese a ser palpable se acostumbra a ofuscar, se aísla y se ningunea, como si no existiera para así guardar las formas y parecer una sociedad “civilizada” sin reconocer que el ser humano es, sobre todo, un depredador.

  4. Mi querido amigo, yo hubiera disparado.

  5. Bateman,

    El final queda abierto. Por lo que a mí respecta, también dispararía. Muerto el perro, muerta la rabia.

  6. Tras abrazarse y llorar juntos, ella dsipara. Bello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: