• La perversión de la imagen como disfunción lúdica. Psicotronía, caspismo, nihilismo y puterío fino. Poca cosa más encontrarán en este lar. OTROS BLOGS DE CONDICIONES ADVERSAS enlace_armadas ARMADAS Y PELIGROSAS

    Escuchando

    nacho-vegas-cajas-de-musica1

    Leyendo

    almodovar

    Pegada a la retina

    quimericoinquilino1001

    ¡¡Cómix!!

    No seas finstro y haz como Don Cicuta

    Amor Bizarro

    Sólo para blogueros perturbados

    Atracción en Condiciones Adversas

    Condiciones Adversas al habla

    Asociación Amigos de Condiciones Adversas

LA FEMINIDAD DE RUSS MEYER

Russ Meyer y Kitten Natividad

Russ Meyer y Kitten Natividad

– Mis películas funcionan como una especie de terapia o algo así.

– ¿Y qué dicen las feministas al respecto?

– Nada, nada. Incluso he tratado de provocarlas. Pero ocurre que en mis filmes, la mujer siempre es el ser superior. Por tanto, ¿Qué van a decir?

Fragmento de la entrevista a Russ Meyer, aparecida en el diario La Vanguardia, el 2 de julio de 1986.

Anuncios

“MONDO TOPLESS” ODA A LA UBRE

En 1965, Russ Meyer acababa de finalizar “Faster, Pussycat! Kill! Kill!! Y como ya era habitual en él, decidió empalmar un proyecto con otro nuevo. Para ello, recurrió a la formula que tan buenos resultados le había proporcionado un año antes en “Lorna”: Chicas desnudas, mientras correteaban por parajes naturales, un nadie de tomo y lomo, para el que se inspiraría en una película de Marcus Lindaren titulada “Dear John” . Finalmente, no consiguió sacar a delante el proyecto y antes que darse por vencido, optó por aprovechar parte de las ideas que había recopilado para el fallido proyecto, y se puso a dirigir “Mondo Topless”. Un falso documental rodado en tan solo cuatro días, donde irán desfilando las actrices del Tío Russ.

La película, cumple con todos los cánones del cine documental: voz en off de un narrador que irá presentando a las imponentes chicas que harán que el espectador ponga los ojos como naranjas ante el alucinante desfile. Para darle un aire serio y no de mera explotación, el documental se alterna con referencias a la gente de San Francisco, o sus costumbres, mientras Babette Bardot – Evidentemente, desnuda- conduce un coche por sus calles.

Después de Babette Bardot, el desfile mantiene al espectador en vilo. A ella le siguen Pat Barringer, Darlene Grey (Alucinen con el video de aquí arriba) mientras desafía las leyes de la gravedad de Newton, con unas tetas sobredimensionadas que harían palidecer a la mismísima Pamela Anderson, al comprobar que hace 40 años, la silicona no se ingertaba y todo volumen era natural. Sin Lenee, toma el relevo de Grey y se muestra como la antítesis de esta, al mostrar de la falta de pechugamen no es motivo para no aparecer en una película del Rey de las tetas. La falta de volumen toráxico, queda suplida por un delicioso bailoteo y su aire jipi sesentero. Darla Paris es más elitista, Donna X, podría ser la moderna de la película… Todas las chicas bailan mientras suena de fondo la música de “The Aladdins”, al mismo tiempo que cobran protagonismo los reproductores de música, ya sean radios, magnetófonos o tocadiscos.

Al conjunto de actrices que se van sucediendo -Mientras nos explican sus intimidades, tales como las medidas de sus pechos o lo que piensan de los hombres o del sexo- y con la intención de engrosar el metraje de una película de tan bajo presupuesto, Meyer decidió recurrir a algunas de pruebas que realizó Lorna Maitland, para la película “Lorna”. En un Mondo, todo vale para rellenar y así justificar el tiempo de la entrada.

Una de las principales curiosidades por la que es recordada esta –Injustamente- olvidada película de Russ Meyer, es por la aparición justo al principio del metraje, con el plano de una señal de tráfico en la que se puede leer “Twin Peaks” y que sirvió como clara inspiración a David Lynch y Mark Frost, para titular su serie de televisión, aunque de esto quizás me ocupe en otro momento, ya que ante tal espectáculo resulta difícil concentrarse y poder cambiar de tema.

En el cartel publicitario de “Mondo Topless” aparecían a modo de reclamo unos subtítulos en los que se indicaba “This is a movie you’ll want to see 3 times”, Esta es la película que querrás ver 3 veces. Si aún no la han visto, dudo que se resistan a ver un menor número de veces el fragmento de Darlene Grey que he insertado.