• La perversión de la imagen como disfunción lúdica. Psicotronía, caspismo, nihilismo y puterío fino. Poca cosa más encontrarán en este lar. OTROS BLOGS DE CONDICIONES ADVERSAS enlace_armadas ARMADAS Y PELIGROSAS

    Escuchando

    nacho-vegas-cajas-de-musica1

    Leyendo

    almodovar

    Pegada a la retina

    quimericoinquilino1001

    ¡¡Cómix!!

    No seas finstro y haz como Don Cicuta

    Amor Bizarro

    Sólo para blogueros perturbados

    Atracción en Condiciones Adversas

    Condiciones Adversas al habla

    Asociación Amigos de Condiciones Adversas

MI NARANJA MECÁNICA

La primera vez que vi La naranja mecánica era un crío. Había oído hablar de ella como si de un fantasma se tratara, algo enigmático y prohibido, lo que provocaba que mi impaciencia se acrecentara. Cuando por fin pude localizar una cinta VHS con la película de Kubrick en su interior, no pude dar crédito a lo que mis manos sostenían. Marché a casa corriendo, impaciente por introducir la cinta en el reproductor. Lo que sucedió después ya es historia.

Si Kubrick es el gran director de cine por excelencia, La naranja mecánica es su gran película; a pesar de ello, en el blog me he resistido siempre a hablar de las maravillas que contiene esta película. Quizás por considerarlo obvio, quizás por darle más aprecio ¿mediático? a cualquier trabajo sub-caspista antes que a esta obra maestra, no sólo del cine sino del arte en general.

Desde mi primer visionado de La naranja mecánica han pasado casi 20 años y a pesar de que no me gusta repetir las películas, la habré visto 12 o 15 veces. Nunca me ha cansado. Siempre he descubierto algo nuevo en ella. Otra revelación escondida en algún ángulo, en algún diálogo o en el trasfondo de alguna imagen. Es por ello que veo en La naranja mecánica la película total, la gran película de culto. El cine podría empezar y acabar en ella.

En el fondo, no sé exactamente por qué he empezado este post hablando de Kubrick y su obra magna, quizás para autoconvencerme de que la obra de Kubrick ha de tener mayor presencia en el blog y pienso que así será.