• La perversión de la imagen como disfunción lúdica. Psicotronía, caspismo, nihilismo y puterío fino. Poca cosa más encontrarán en este lar. OTROS BLOGS DE CONDICIONES ADVERSAS enlace_armadas ARMADAS Y PELIGROSAS

    Escuchando

    nacho-vegas-cajas-de-musica1

    Leyendo

    almodovar

    Pegada a la retina

    quimericoinquilino1001

    ¡¡Cómix!!

    No seas finstro y haz como Don Cicuta

    Amor Bizarro

    Sólo para blogueros perturbados

    Atracción en Condiciones Adversas

    Condiciones Adversas al habla

    Asociación Amigos de Condiciones Adversas

ARMADAS Y PELIGROSAS

cabecera_armadas_500

Llevo días repasando la ingente cantidad de imágenes recopiladas de internet, que se acumulan en el disco duro de mi ordenador y he observado que de todas ellas existe una gran cantidad de fotografías en las que aparecen mujeres empuñando armas. No tengo ningún tipo de fijación por las pistolas ni la pólvora y prefiero no sacar ninguna interpretación freudiana de este hecho. Pero lo que me ha parecido más razonable es recopilarlas y darles vida en forma de blog. Para ello, he creado una nueva bitácora (Que para nada tiene la intención de sustituir a Condiciones Adversas) a la que he llamado ARMADAS Y PELIGROSAS, donde las iré colgando hasta que se agote el disco duro o deje de encontrar más.

Anuncios

MISTERIOS DE LA IMAGEN

M.

M. Agarra la cámara, la aprieta entre sus pequeñas manos y empieza a disparar indiscriminadamente a todo aquello que se cruza ante sus ojos. Yo y C. aparecemos en numerosos contrapicados, V. es siempre fotografiada en primeros planos. Sus juguetes o los objetos más cotidianos son también objeto de su inspiración. Luego comienza a gestualizar ante el objetivo y como si de un fotomatón se tratase, comienza a disparar largas secuencias de fotografías que disfruta viendo en la pantalla.

Ayer, intenté poner un poco de orden en la memoria de la cámara. Borrar aquello que no valía la pena conservar, y almacenar en el disco duro del ordenador las imágenes seleccionadas para pasar a mejor vida. Fue en ese momento cuando me topé con una de las imágenes que M. realizó mediante su anárquico proceso de creación. Me sorprendió la calidad de la fotografía, su misteriosa plasticidad y creí ver en ella una clara (aunque evidentemente involuntaria) inspiración en David Lynch, aunque esto quizás sea por que los padres siempre queremos ver algo más allá.

EL ENIGMÁTICO MUNDO ULTERIOR DE FRANCESCA WOODMAN

La obra de Francesca Woodman es enigmática. Como si gracias a algún extraño mecanismo, la artista consiguiera introducir su cámara en un mundo paralelo  al nuestro, cercano pero confuso y repleto de esos terrores que afloran en la cotidianeidad.

Woodman se retrataba a sí misma, exteriorizaba su mundo interior, un mundo que recuerda a Man Ray, a Lynch, a Étant Donnés o a Millais, y que tan solo se hacía visible cuando la autora cerraba los ojos y nos permitía entonces entrar en él para mostrarnos que la confusión reside en la imagen y que la imagen misma es un enigma a descifrar, sin pistas para poder aclarar la ecuación pero con un trasfondo que invita al espectador a mirar más allá, a atravesar la barrera que delimita su mundo del nuestro.

En una ocasión, Woodman dijo: “- La fotografía es también una manera de conectar con la vida. Hago fotos de la realidad filtradas a través de mi mente.”  Quizás de esta manera se podría resumir la obra de tan genial artista, las imágenes de un mundo interior que se desnuda a través de personajes fuera de encuadre, de objetos inertes que parecen susurrar al oído y de cuerpos perdidos en la línea del tiempo.

Francesca Woodman, saltó en 1981 de lo alto de un edificio en Manhattan, tan solo contaba con 23 años. Nunca consiguió vivir de su obra. Quizás de esta manera regresó a su mundo interior y con ella se llevó la llave para que no pudiésemos hurgar más en él.

Continuen leyendo para ver más fotografías de Francesca Woodman

Sigue leyendo

POLAROIDS DESDE EL INFIERNO (2) EL VOYEUR Y LA PRINCESA

El Ogro regresó a la caverna tras la ardua batalla. Su piel olía a mil sangres y en sus pasos resonaba la victoria. Pero el Ogro se sentía derrotado, sabía que aquella había sido su última lucha. El tiempo había erosionado sus carnes y la muerte le susurraba al oído. Descendió hasta la mazmorra donde le esperaba su princesa cautiva. Las cadenas que unían sus tobillos a la pared no habían impedido que durante la ausencia, su cuerpo hubiese sido engullido por otros hombres. Poco le importaba ya al Ogro abatido, mas su fin estaba cerca. Se sentó una vez más frente a ella, se lamió las heridas, le pidió que le mostrase el camino, y soltó un billete enmohecido, que serviría como único puente entre dos abismos infranqueables, el de la pasión y el de la indiferencia.

POLAROIDS DESDE EL INFIERNO (1) A BOCAJARRO

No tengo palabras para describir esta imagen. Su estúpida belleza me desborda.